fbpx

Asistencia financiera para profesionales, emprendedores, PyMEs e industrias

POSADAS. En un contexto nacional difícil para el acceso al financiamiento destinado a actividades comerciales, productivas o de emprendedurismo, el Fondo de Crédito Misiones atiende una franja cada vez más importante de servicios financieros. Con 200 millones de pesos entregados en créditos, a tasas de entre el 10% y 22%, brinda asistencia a los más diversos segmentos económicos y acompañamiento técnico permanente en todas las etapas de inversión. Para avanzar en el fortalecimiento económico de la provincia, el organismo agregó nuevas líneas que fomentan certificaciones de normas de calidad y registro de marcas.
El presidente del directorio del Fondo de Crédito Misiones, Horacio Simes, en diálogo con La Hora de los Trabajadores por Antena Uno, señaló que al comienzo el objetivo principal fue promover la inclusión financiera de la mayor cantidad de emprendedores y PyMEs en todo el territorio provincial. Por ello se contemplaron créditos a tasas bajas, períodos de gracia de seis meses y acompañamiento técnico para implementar un programa de inversiones.
Con el paso del tiempo, el Fondo de Crédito direccionó el financiamiento a actividades estratégicas como la salud, telecomunicaciones y educación. En los últimos meses se enfocó en la problemática que tienen las PyMEs y habilitó una línea crediticia que se denomina empresa modelo, con la que se aborda la eficiencia organizacional ante los desafíos del siglo XXI. «Estos pasan por la transformación digital, administración de procesos, un buen plan estratégico, el Branding y la imagen corporativa», señaló Simes. Así se financia la certificación de productos y procesos que «son requisitos sine qua non para el comercio exterior, como también en el mercado interno para cumplir con lo exigido por la normativa como RNE, RPE y otros como el código de barras», detalló.
Con la vista en la coyuntura, la segunda línea -implementada en los últimos meses- incluye tres componentes del movimiento diario de las empresas pequeñas y medianas: activación productiva, Sueldo Anual Complementario (SAC) y diversificación de actividades de temporada. Este financiamiento «tiene como principal objetivo atender las necesidades de financiamiento cotidiano, como la cuenta corriente por ejemplo», explicó el titular del directorio del Fondo de Crédito. La iniciativa brinda la posibilidad de contar con liquidez para el flujo habitual de los procesos operativos, compras de materia prima y gastos generales.

Trabajo conjunto
El sistema bancario, en los últimos dos años, resulta inaccesible para la mayoría de las PyMEs por el costo del financiamiento. A ello se suma que también los distribuidores y mayoristas recortaron el monto de la cuenta corriente, sobre todo a las empresas más pequeñas. «El fondo sale a atender esta necesidad muy patente y urgente con el acompañamiento de las organizaciones empresarias», apuntó Simes. Las nuevas líneas de crédito están dirigidas a empresas con un potencial de crecimiento, «son créditos para organizaciones con un flujo de actividad regular y que puedan devolverlos», observó.
El programa de Fomento y Crédito para la recomposición o incremento del capital de trabajo es parte del programa Ahora PyME del gobierno provincial, que se implementa a través del Fondo de Crédito de Misiones. Tiene una tasa levemente superior a los otros programas, llegan al 22% con un año de plazo total para la devolución y un mes de gracia.

Lo requisitos, montos y plazos
El principal requisito para acceder a cualquiera de los programas de financiamiento es tener un plan de negocios resumido. La presentación se realiza a través de un formulario, que se puede descargar de la página web de la entidad, en el que de forma elemental se debe explicar el segmento de mercado en el que se ubica el empresario, profesional o emprendedor, que productos o servicios se ofrecen y cuál es el flujo financiero que tiene. En una segunda etapa, con la asistencia de los técnicos del Fondo se deben presentar los niveles de facturación, garantías y otros.
La línea de mayor monto de crédito es «Misiones Productiva», una de las primeras que se implementó y está dirigido a la industria en general. El monto máximo del crédito es de $1,5 millones para las industrias productiva. En el segmento de los servicios industriales el tope de la asistencia es de un millón de pesos. En el caso del comercio, la ayuda a las actividades primarias y servicios personales llega a los $650.000. Para aquellos que van a iniciar un emprendimiento, a través de la presentación de una idea proyecto, el monto máximo ofrecido es de $350.000.
Entre las nuevas líneas de financiamiento, como el Ahora PyME, en los segmentos destinados a componentes de activación productiva y SAC el monto máximo es de $500.000. Para las inversiones destinadas a diversificación productiva y actividades fuera de temporada el máximo establecido es $250.000. En ninguno de los casos se financia compra de inmuebles, alquileres domésticos o cancelación de deuda.
En el caso de los profesionales, los montos máximos de crédito llegan a $650.000 para los que ya desarrollan una actividad y solicitan los fondos para mejorar prestaciones. En el caso de aquellos que recién se inician el monto llega a $350.000. Para el sector de los profesionales de la medicina existe un programa específico en el marco del Misiones Futura, que permite acceder a máximo de un millón de pesos siempre que esté en actividad.
En todos estos planes dirigidos a profesionales se puede incluir la compra de activos fijos (equipamiento), infraestructura y hasta un 30% en insumos si la prestación de servicios está en marcha. Para el caso de los que recién se inician en la actividad, con el crédito se puede adquirir hasta un 50% de los insumos necesarios para funcionar, un 10% de inversión en activos fijos y 80% en infraestructura. Los requisitos para este segmento son muy similares a los otros programas y los intereses van del 10% al 14% con períodos de gracia de seis a nueve meses. En todos los casos se solicita una garantía, que puede ser una prenda, hipoteca, fianza o certificados de avales de Sociedades de Garantías Recíprocas (SGR)

Las nuevas modalidades de trabajo
En línea con las nuevas modalidades de trabajo, la movilidad y, en algunos casos, lo innecesario de un espacio de trabajo tradicional, el Fondo de Crédito solicita -para aprobar un crédito- una habilitación comercial y otorga un plazo de seis meses para que el profesional o el emprendedor pueda obtenerla. Para las prestaciones de servicios es muy importante el título habilitante y luego se verifica los requisitos de los colegios de profesionales, «los profesionales deben contar, como mínimo, con un comodato por un espacio físico donde desarrollarán las actividades», detalló Simes.
El único programa que se habilitó con una fecha de término de inscripciones fue el Emprender Joven. Comenzó en diciembre de 2018 y el ente de crédito recibió alrededor de 200 solicitudes sobre las que se entregaron fondos a cerca del 90% de los interesados. «En este segmento hubo de todo, profesionales, locales comerciales o serigrafía. También actividades de producción primaria como cría de ganado fruticultura y agricultura», señaló el funcionario.
De esta manera, el Fondo de Crédito Misiones trabaja en pos del desarrollo económico y social de la provincia, a partir de la inclusión financiera y el fomento productivo.