fbpx

Trabajan en el reciclado y la reutilización de residuos como generadores de vínculos y de ingresos económicos

POSADAS. La conciencia ambiental y la preservación de la naturaleza como fuente de vida está en aumento y cada vez más personas llevan adelante acciones que permiten mejorar el entorno que nos rodea y la calidad de los espacios que a diario transitamos y compartimos. La puesta en práctica de las tres R (Reducir, Reciclar y Reutilizar) no solo es parte de una acción responsable sino también una posibilidad de ingreso económico.
“Nada que perder” es uno de los casos que existen en la ciudad de Posadas y se trata de un emprendimiento en el que sus mentores se dedican a reciclar residuos como plásticos, metales, maderas o juguetes rotos, los desarman y con ellos crean objetos nuevos y originales. Además, ofrecen talleres a niños para que puedan tener la experiencia de reciclar y salir con un juguete nuevo en sus manos sin gastar dinero. La idea surgió a partir de la motivación por generar una transformación sin que ello suponga una gran inversión.


El proyecto lo creó la diseñadora Liliana Cáceres, quien junto a su esposo lleva adelante el trabajo. En sus inicios comenzaron con la fabricación de joyería, utilizando CDs y plásticos que después de ser derretidos adquirían la forma vitro. En una entrevista con #NegocioCreativo por radio Antena Uno, Liliana contó que la motivación es la creación de objetos nuevos, que salgan de lo clásico y rutinario. La comercialización de los productos se realiza en las ferias de Posadas y gracias al uso de las redes sociales, exponen sus creaciones a través de las cuentas en Facebook e Instagram «Nada que perder recicla».
Con creatividad, diseño y puesta en marcha, estos emprendedores mejoran el espacio que a diario transitan, educan en valores como el amor y el cuidado de nuestro entorno natural y urbano y suman su granito de arena a miles de proyectos que apuntan al mismo objetivo. Además, y como valor agregado, hacen uso y apropiación del concepto RRR para generar vínculos con la sociedad y un ingreso en dinero que suma a la economía familiar.