fbpx

“No sirve ser excelente profesional si no le ponés corazón y alma a lo que haces”

POSADAS. Cada vez más personas toman conciencia de que la belleza y la estética van de la mano con la implementación de hábitos saludables, como la práctica de ejercicios y la buena alimentación. Siempre es acertado tomarnos un momento para nosotros mismos, con la conciencia puesta en que, con buenas prácticas, podemos vivir con una mejor calidad de vida.  En Posadas existen diversos centros que apuestan a la belleza desde una concepción de la buena salud. Es el caso de “Celluz-Salud y Estética” que brinda una atención integral y cuenta con servicio de spa urbano, gimnasio y atención terapéutica de la mano de un equipo interdisciplinario de profesionales del área.
Rosana Spaciuk, kinesióloga y propietaria de Celluz, comentó, en una entrevista a #NegocioCreativo, por Radio Antena Uno, que la propuesta de crear un centro con estas características nació hace 21 años como un consultorio donde se desempeñó en su profesión. Pero el deseo de crecer la llevaron a pensar en un proyecto más ambicioso.

“Cuento mi historia porque puede servir a otras personas que sueñan con algo y está bueno soñar porque es posible hacerlo. Veía muy lejano todo lo que hoy pude concretar”, expresó Spaciuk. Comenzó con la propuesta de inversores de la ciudad que compraron un equipo de estética que había salido al mercado y que había llegado de Francia. Como no sabían usarlo, “me llamaron para que maneje el equipamiento. Acepté la propuesta y trasladé mi gabinete de estética a ese lugar que ya se llamaba Celluz”, recordó.
La profesional comentó que luego de un año los inversores le ofrecieron la compra del negocio y fue allí donde supo ver la oportunidad y la posibilidad de cumplir un anhelo. “Fue una gran oportunidad porque tenía todo encaminado. Era un emprendimiento que estaba funcionando muy bien. Tomé los riesgos y me puse el proyecto al hombro. En un año cancelé toda la deuda que había tomado al comprar los equipos y le di continuidad a Celluz, registré la marca y así comencé a sentirlo como propio”, remarcó.
Spaciuk trabaja en sociedad con su hermana, quien también es kinesióloga, y junto a otros profesionales de la salud. Incorporó nuevos servicios y pasó de tener tres consultorios a alquilar un piso completo, con vista al río, en plena costanera de la ciudad, donde tiene un gimnasio y el spa con masaje para disfrutar de un momento de relax. “Cada día me levanto, le pongo el sacrificio y mi impronta personal. Emprender un proyecto de estas características demanda dedicación, profesionalización y gerenciamiento. No sirve ser excelente profesional si no le pones corazón y alma a lo que haces”, subrayó.
En cuanto a la atención, la kinesióloga expuso que trabajan de manera personalizada con cada cliente. “Trato de que quienes entren a Celluz se sientan atendidos desde lo profesional y lo emocional. Si bien las técnicas de tratamientos son únicas, la atención es de acuerdo a lo que necesita cada persona”, aseguró. En Celluz buscan que los resultados se mantengan en el tiempo y no dejar de atender el aspecto terapéutica porque eso se relaciona con el ser de cada persona: “atrás de lo meramente estético hay un cuerpo y una salud que cuidar”.
Al finalizar, Rosana Spaciuk expuso que considera que en el mundo de hoy las mujeres deben “salir a la cancha”, apostar a la capacitación y animarse a emprender. “Es necesario saber cómo gerenciar un negocio, cómo llegar al público y vender”, insistió. Por lo que reiteró la importancia de formarse en forma permanente. “Es prueba y error, quienes quieran iniciar un emprendimiento tienen que animarse y elaborar un proyecto a corto, mediano y largo plazo. Hay que apuntar a los objetivos y metas para que sea exitoso”, recomendó Spaciuk.