fbpx

Bierhaus: los desafíos de emprender en el rubro de la cervecería artesanal

POSADAS. Hace algún tiempo, en Misiones, se comenzó a visualizar una explosión de cervecerías artesanales que lograron incrementar el consumo y organizar importantes eventos de promoción de sus productos. Acompañada con una picada, en reuniones con amigos o en fiestas familiares, la cerveza artesanal en sus distintas variedades se convirtió en una opción al momento de elegir la bebida.

“Bierhaus-estación de recarga” es un despacho de cerveza artesanal que se instaló en la ciudad de Posadas hace 10 meses. Francisco Borges, dueño del emprendimiento, explicó en #NegocioCreativo, por radio Antena Uno, que en Misiones hay alrededor de 50 cervecerías habilitadas aunque existen personas que producen la bebida de forma casera. Se trata de un desafío familiar, que se sostiene gracias al esfuerzo de sus miembros. “Empezamos esto junto a mis padres y Pamela, mi pareja. Nos propusimos en agosto del año pasado y en un mes lo pusimos a funcionar”, recordó Francisco.

Bierhaus surge con la idea de producir cerveza pero sus dueños advirtieron un importante nicho de mercado en la venta del producto. “Me pregunte a quién le iba a vender. En Posadas hay pocos lugares que vendan cerveza misionera no industrial. Entonces apunté al pequeño productor y decidí dedicarme exclusivamente a la venta”, comentó Francisco. Sabía que el mercado estaba abarrotado de productores pero no de vendedores. Por eso Bierhaus es un lugar de expendio de cerveza artesanal y una estación de recarga, donde “nuestros clientes disfrutan de un buen producto y de las promociones que tenemos”, indicó su propietario.

La realidad del mercado

El contexto económico actual y su combinación con una actividad relativamente novedosa como el de la cervecería artesanal, hacen del mercado un escenario complejo para los emprendedores del rubro. Francisco afirma que al tratarse de un producto que no es de primera necesidad, cuesta incrementar el consumo. A esto se suma que, al ser una bebida más amarga que la cerveza industrial, muchas personas prueban por primera vez y no les gusta. “Hay que tener en cuenta que hay muchísimas variedades. La más popular que quieren probar por primera vez es la IPA pero por ahí no les gusta porque es bastante amarga”, dijo.  A modo de comparación, si se tiene en cuenta el índice de amargor, una cerveza industrial tiene alrededor de 4 o 5 IBUs, mientras que una IPA normal esta alrededor de los 60 a 120 IBUs.

El emprendedor señaló que tienen como objetivo fomentar el consumo e incrementar las ventas, teniendo en cuenta que la cerveza misionera es de muy buena calidad y tiene gran aceptación. “El consumo todavía es bajo, vendemos alrededor de 600 litros pos mes pero eso igualmente nos genera ganancias”, destacó.  El local se encuentra en Villa Sarita, en Coronel Álvarez al 1820. Cuentan con 6 canillas y trabajan con 14 cervecerías de distintos puntos de la provincia. Francisco explicó que por el momento no suman a más cervecerías porque eso significaría comprarle menos volumen a los que ya trabajan en conjunto.

Al finalizar la entrevista, Francisco Borges describió como “liberador” llevar adelante un emprendimiento propio aunque suponga cansancio y sacrificio. A todos los que están pensando en emprender algo, Francisco recomendó: “si tienen el dinero inviertan, porque siempre de alguna forma se logran cubrir los costos y salir adelante. Hay que saber hasta dónde podemos llegar, planificar y arriesgar”.