fbpx

“Por devolver el control de su salud al pueblo”, la terapeuta Laura Montanía recibió el título de Doctor Honoris Causa de la UNIBE

La dedicación, la pasión, el amor por lo que se hace y el trabajo continuo dan sus frutos. Después de varios años de experiencia como docente y terapeuta de Acupuntura Bioenergética y Moxibustión, maestra Reiki, técnica en Kinesia Psicosomática, Investigadora autodidacta, permacultora y naturalista, Laura Montanía recibió el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Iberoamericana de Ciencias y Desarrollo Humano (UNIBE). Se trata del máximo galardón que entrega esta casa de estudio mexicana con el aval del gobierno de México.

La entrega se realizó el domingo 11 de este mes, en la ciudad de Mar del Plata, en el marco del 1° Congreso Iberoamericano de Medicinas Complementarias y Deportes y 2° Encuentro Iberoamericano de Neurociencias y Medicinas Tradicionales. En la ocasión el rector de la UNIBE, David Hidalgo, explicó que se entrega el anillo característico y símbolo del Claustro Doctoral, el título y la placa para honrar a aquellos que “han entregado una vida constante al beneficio de la salud de la población”.

En este caso se reconoció la trayectoria y dedicación de Laura Montanía en beneficio de la salud de numerosas personas de la provincia de Misiones y la región. En la actualidad Montanía es Máster en Acupuntura Bioenergética y Moxibustión, docente reconocida por el Centro de Enseñanza de la Medicina Tradicional China y responsable de la Escuela de Acupuntura Bioenergética y Moxibustión “Pura Energía”.

Luego de recibir el galardón, Montanía manifestó: “me siento muy honrada y agradecida por este reconocimiento que no esperaba ni en sueños. El 11 de noviembre es una fecha especial, que redobla mi compromiso con la salud natural y el bienestar de mis semejantes”. Agradeció el apoyo y acompañamiento de sus hijos y de todos los estudiantes de Acupuntura Bioenergética en especial a Pablo González, Lucrecia Spasiuk, Hugo Castro y Silvina da Costa.

Este reconocimiento significa un gran impulso para Laura Montanía, para seguir el camino de servicio en pos de que otras personas logren una vida más sana.