fbpx

Transmisión de la cultura política

Hay dos transmisores de la cultura, señala Belén Amadeo (Politóloga de la Universidad de Buenos Aires y doctora en Comunicación Pública por la Universidad de Navarra, España), las instituciones y el lenguaje. Todos los conceptos que maneja una sociedad las hereda a través del lenguaje y las instituciones. Una institución que usa el lenguaje como herramienta prioritaria de trabajo y legitimación son los medios de comunicación. La cultura política de una sociedad es “la interiorización del sistema político en la cognición, los sentimientos y las evoluciones por parte de su población (Almond y Verba 1989ª:12-13). La cultura política se transmite de generación en generación a través de las instituciones políticas. Entonces, cuando los medios hablan de política manifiestan, modifican o reafirman la cultura política de la comunidad en la que se mueven.

Siguiendo a Amadeo, los medios de comunicación forman parte de la sociedad a la que sirven de intérpretes de las inquietudes de sus miembros. Son considerados un actor político fundamental en la vida de una comunidad y afectan el modo en que los individuos ven su sociedad, los conflictos que se dan en ella y las soluciones que se proponen[1].

En Argentina, como en otros países de América Latina, los medios de comunicación tienen un enorme poder porque son el principal canal de difusión de la información política y de los símbolos políticos. De esta manera influyen en las acciones porque “son instrumentos técnicos que difunden un contenido simbólico a las audiencias” (Janowitz, 1974: 573). Es más, según Janowitz, los medios de comunicación cumplen con varias funciones básicas en la sociedad: transmitir la herencia social de generación en generación, recoger la información relacionada con lo que rodea la sociedad y relacionar los distintos sectores cuando se da algún cambio en la sociedad.

Basándonos en que los transmisores de la cultura son el lenguaje y las instituciones sociales, los medios de comunicación cumplen con ambas formas de «cuidar» la memoria colectiva y de transmitir la cultura política. Esto quiere decir que los medios son los que en gran medida condicionan los vaivenes del lenguaje social -y político- a la vez que, como institución social, son un punto de referencia para llevar a cabo políticas públicas. Por lo tanto, los medios de comunicación cumplen el rol de “transmisores fundamentales de la cultura política en la sociedad moderna[2]. Pero hay que tener claro que los contenidos de los medios, sus formas y los procesos por los cuales se emiten y reciben son propios de cada comunidad.

[1] y 2 Amadeo, Belén. Cultura política y medios de comunicación. Trabajo presentado en el VI Congreso Nacional de Ciencia Política de la Sociedad Argentina de Análisis Político. 2003

 Por Isabel Carrera, periodista, licenciada en Comunicación Social y posgrado en Comunicación Política.