fbpx

Hugo Acuña: un artesano de la madera

Uno de los principales productos de nuestra tierra es la madera, para conocer cuáles son sus usos, cómo se trabaja y cómo generar ingresos es necesario contactar con un profesional. Para ello, Hugo Acuña, artesano de madera maciza y dueño de “HF Maderera” comparte sus conocimientos y el desarrollo de su trabajo. Durante la entrevista que brindó en Negocio Creativo, que se emite por radio Antena Uno, relató cómo empezó y superó dificultades.

El camino de Hugo como “artesano” de la madera surgió en la adolescencia, en la Escuela Industrial, donde realizaba talleres de carpintería. En esa etapa descubrió que labrar la madera era su fuerte, fuera del horario escolar hacía trabajos para amigos y familiares. En la búsqueda de hacer algo distinto, nació la idea de tomar esta actividad como una salida laboral. Compró máquinas y herramientas para dedicarse a algo que lo apasionaba.

Hugo trabaja solo en su taller, es quien mide, diseña, corta y arma las piezas. Aunque confesó que cuando se siente colapsado “siempre tengo a alguien para darme una mano”. En ese contexto los comentarios positivos sobre su trabajo siempre lo ayudaron e impulsan a seguir.

En su emprendimiento “HF Maderera” trabaja con madera salida del árbol, del tronco. Solo compra material en lugares autorizados porque trata “de respetar el medio ambiente”. Señaló que todas sus artesanías son de madera maciza sin procesar, “pueden ser duras, blandas o semidura, en eso nos enfocamos”.

En las redes sociales

El artesano considera importantes a las redes sociales para vender, ya que ayudan a la difusión y son una herramienta valiosa. Sin embargo, aclaró que el trato con los clientes tiene que ser cara a cara, para conocer la madera con la que se trabaja.

El emprendedor suele enfrentarse a situaciones difíciles y a veces el temor lo detiene. Para Hugo Acuña, “hay dos problemas que surgen: uno es el miedo de ir o no ir, hago o no hago. El otro es poder encontrar el camino correcto y afrontarlo una vez que estás dentro del campo”.

Acceso a la tecnología

Para un emprendedor se complica, en ocasiones, acceder a las herramientas más modernas sobre todo si son importadas por el elevado costo y los impuestos. Hugo observó que “el problema con las máquinas extranjeras es que cuando fallan, es difícil encontrar repuestos”. Por ello a veces se encuentra en la disyuntiva de moverse con lo manual y la opción incorporar nuevas máquinas.

Aunque considera que “el artesano, más allá de que tenga numerosas máquinas, la forma de trabajar siempre es la de un artesano”. Esto consiste en “poner mucho tiempo y cariño en lo que uno hace, tanto es así que al momento de vender, muchas veces cuesta soltarlo, y eso es lo que hace a esta profesión”, reflexionó Hugo.

Para llevar adelante un emprendimiento de este tipo, Hugo entiende que es fundamental tener paciencia y centrarse en la materia prima. “Hay que focalizar bien lo que vamos a hacer con paciencia, cómo lo vamos a hacer y a dónde quiero llegar”, aclaró. Así Hugo comenzó su camino, decidió con qué quería trabajar, se arriesgó y supo reconocer sus limitaciones.

Sobre el mercado, Hugo afirmó que siempre hay un mercado para cada producto, hay que saber encontrarlo. Si bien hoy en día se trabaja mucho con la madera y los muebles rústicos, “es importante respetar el proceso de producción, para seguir adelante y encontrar un público”, opinó.

En Misiones el mercado de la madera es muy fuerte, por lo que hay mucha demanda. La comercialización hoy es posible a través de las redes sociales, solo es necesario saber administrar la información y entablar una comunicación fluida con los potenciales cliente.