fbpx

Pasión y capacitación para poder emprender

POSADAS. Sandra Romero, oriunda de Apóstoles, es chef y pastelera profesional. Desde niña observaba a sus tías preparase para las pascuas, cocinando panes y huevos, también recuerda a su abuela y “sus empanadas me quedaron grabadas”, acota. Su amor por la cocina lo escondió durante los años, hasta que creció y se dio cuenta que lo suyo era el arte culinario.

Tras haber estudiado y ejercer como profesora de Matemáticas, ya con sus hijos mayores, pensó: “me voy a dedicar a algo que me guste”. Entonces comenzó sus estudios de cocina en la ciudad de Posadas durante dos años y después los siguió en Buenos Aires en un lapso de tres años. Viajaba todos los fines de semana, lo que significó “un gran esfuerzo, una inversión de dinero y tiempo para poder estudiar”. Luego de capacitarse, inició su propio emprendimiento “Aluminé Pastelería de Autor”. Considera a la repostería como “una forma de expresarme”.


Para Sandra, llevar adelante este proyecto fue poder aplicar técnicas de cocina productos de nuestra región como la yerba mate, uno de los principales ingredientes de sus preparaciones. Eligió este producto porque sólo se cultiva en Misiones y Corrientes y “muchas veces no se le da el valor que merece”, comentó. Si bien nació en Misiones, asegura: “llevo a Corrientes en mi corazón y tenemos muchos productos locales para incorporar a la pastelería”.
Sandra Romero sostiene que para emprender es necesario “ser apasionado de lo que hace y tener algo que nos movilice”. También insistió en que es importante la formación de las personas y sobre darle valor al trabajo que uno hace. “Todos podemos cocinar pero en la medida en que el mundo se moderniza hay que capacitarse y mantener pasión por la tarea que se realiza”, remarcó durante la entrevista en Negocio Creativo, por radio Antena Uno.