fbpx

Nerea Larumbe, indumentaria femenina con diseño de autor

POSADAS. Después de haber trabajado en locales comerciales por varios años y viajar, Nerea Larumbe decidió llevar adelante su propio emprendimiento. Como diseñadora de indumentaria femenina se animó a confeccionar sus propias prendas y a venderlas personalmente. Si bien trabaja en el rubro desde hace doce años, en 2013 comenzó a dedicarse exclusivamente a su propio proyecto que denominó: “Nerea Larumbe”. “Empecé a hacer la producción de principio a fin”, explicó en una entrevista con Negocio Creativo, por radio Antena Uno.
Como todo emprendimiento, al principio se torna difícil porque es importante conocer que busca la gente, dónde y por qué. Así, de a poco se abren caminos y oportunidades. Larumbe, al igual que muchos emprendedores, transitó etapas complicadas hasta lograr el reconocimiento. Debido a que los diseños reflejan su mirada, personalidad e ideas, la marca es su nombre. “Es muy mío lo que está, entonces todo tiene un detalle único y personalizado”, apuntó.
Para promocionar sus confecciones y mantener las ventas, Larumbe se apoya en las redes sociales, ya que además de ser una vidriera virtual es un espacio de ventas. Esto le permitió llegar a provincias como Corrientes, Chaco y la ciudad de La Plata. “Las redes sociales son las que empujan todo hoy en día, llegas a lugares que ni siquiera esperabas y contactas con gente que ni te imaginabas”, comentó la diseñadora. También hay locales en la ciudad de Posadas que venden sus diseños y, a su vez, realiza envíos a otras provincias.

Planificación
Al inicio trabajaba sola, con cierta desorganización porque lo hacía a su ritmo, según reconoció. En la actualidad, lo hace todos los días con una ayudante. De esta manera, a diario, el showroom cuenta con prendas nuevas, lo que posibilita aumentar la clientela y las ventas. A través de la planificación y producción diaria ha conseguido un mayor reconocimiento.
Las prendas Nerea Larumbe no tienen precios elevados, sino más bien accesibles porque “la idea es generar ganancias y no tener mercadería estancada porque es caro y la gente no puede comprar”, sostiene Larumbe. Si bien entiende que “no se puede escapar de la realidad económica y social que se está viviendo, hay que buscar alternativas para sostenerse”.

Tras superar diversos los obstáculos y entender que pueden surgir nuevos, Larumbe insistió en la importancia de la organización, la innovación y el contacto con la gente -además de tener un buen producto- para permanecer y lograr el crecimiento. “La gente te quiere ver, hablar con vos y saber tu historia, más allá de las redes sociales”, afirmó. Por ello el trato personal sigue siendo fundamental para conectar con el cliente.